El piloto de Lufthansa

tumblr_mosypyXSgi1rkfm02o1_1280.jpg

Nunca sé si me hablan en serio, me dijo. Era un tipo muy literal. Se le daba muy bien comprender los controles de la cabina de su Boeing 747 pero le costaba interpretar las emociones ajenas. Trabajaba para Lufthansa y no supo cómo leer mi rostro. El vuelo transoceánico le había alborotado el pelo y la barba. Parecía recién expulsado por un motor de reacción. Estaba agotado pero aún así insistió en que le acompañara hasta su hotel. Nos desnudamos y nos metimos bajo las sábanas. Lamía su agujero cuando alguien llamó a la puerta. Le dije que no lo hiciera. Nuestras pollas estaban demasiado duras. Se enrolló con la sábana y salió a ver. Era un chico que había acertado el número de habitación pero no el hotel. Aún así lo hizo pasar. Nunca supe si era cosa suya o del jet lag. 

Anuncios

El arte de James Gobel

IMG_7439.jpg

James Gobel & Maysha Mohamedi, 2015

“Pinto lo que me gusta, hombres gordos gays”, decía el artista James Gobel en una entrevista para The Advocate. Nacido en Portland en 1972 y afincado en San Francisco, James Gobel lleva dos décadas haciendo lo que le gusta. Gran parte de su trabajo se fija obsesivamente en figuras orondas próximas a su entorno, a menudo en situaciones cotidianas, y las plasma sobre el lienzo con un delicado gusto por los colores planos, las superficies sensuales y un inconfundible regusto camp. Durante los últimos años su trabajo ha evolucionado hacia territorios no figurativos como puede apreciarse en una de sus últimas exposiciones en colaboración con la artista Sandy Rodríguez. Como sabéis, Palabra de Oso siempre se ha mostrado muy a favor de la visibilización de los cuerpos grandes, especialmente si se hace a través de una mirada tan personal como la de James Gobel. Os dejo con una selección de algunas de sus obras.

Bed and Breakfast,2000.jpg

Bed and Breakfast, 2000

20111103110633-gobel_03.jpg

Ridicule Is Nothing To Be Scared Of, 2005

James Gobel, 2006.jpg

James Gobel, 2006

Jeffrey, The Taylor, 2007.jpg

Jeffrey, The Taylor, 2007

From the depths I called you, 2007.jpg

From the Depths I Called You, 2007

pntg-gob.004605.jpg

Don’t Go To Worry You’re Locked in Tight, Darling, 2008

ffa6df0af785530626803eab04bb78cf.jpg

The Fitting No. 1, 2010

Bring our boys home, 2010.jpg

Bring Our Boys Home, 2010

gobel.jpg

Untitled

I don't know if I Am coming or going,2010.jpg

I Don’t Know If I’m Coming or Going, 2010

Sam, 2011.jpg

Sam, 2011

The problem of Leisure, What to do for pleasure, 2011.jpg

The Problem of Leisure, What To Do For Pleasure, 2011

pntg-gob.005128x560.jpg

James Gobel, 2012

Más James Gobel

Sorteo Pack Novelas Palabra de Oso

palabra-de-oso.jpg

Los amiguitos de Instagram @osos_spain están celebrando sus primeros 1000 followers con el sorteo de un pack completo de mi serie de novelas Palabra de Oso (volúmenes del 1 al 8). Pásate por su Instagram, localiza la foto que adjunto, lee las sencillas instrucciones y ¡participa! El domingo 24 de septiembre publicarán el resultado. ¡Esto merece un Woof muy grande!

Luc Besson, je t’adore

tumblr_otehyigO7l1w620i9o1_1280.jpg

Jeremy Enecio ©

Ayer fui al cine a ver Valerian y la ciudad de los mil planetas. Mirad, no puedo evitarlo, mi simpatía por Luc Besson crece al mismo ritmo que el presupuesto de sus películas. Valerian ha costado 180 millones de dólares y su estreno en los USA ha supuesto uno de los flops más flops que recordamos. La película empieza muy bien pero es larga, excesiva y a la postre no es para mí, pero todo ese despliegue kitsch, ese panteísmo naíf y esa conmovedora fe en el poder redentor del amor como elemento estructural de todo el desmelene argumental me enternece. ¿Qué queréis que os diga? No soy de piedra. Su filmografía es irregular y rica en locuras megalómanas como esa trilogía de los Minimoys que nadie que yo conozca ha visto. Yo me quedo con El quinto elemento y Adele y el misterio de la momia. También me gustan Nikita y Lucy. Besson cree en el amor y en las mujeres, es el eterno amante del amor y eso lo aleja de esa masculinidad tradicional de corte patriarcal, también es eso lo que le aleja del componente Avatar. Yo creo que cada vez se está poniendo más buenorro y también creo que debajo de la apabullante envergadura de su aparato… de producción se esconde un alma sensible que vive peligrosamente. Todo esto viene porque me tomaría una copa contigo, Luc. Quizá dos o tres. Observen esa sonrisa, es un hombre de bien.

FullSizeRender (3).jpg