Adiós 2018, hola 2019

Termina un año especial para Bob Flesh y empezamos uno nuevo con la convicción de que será doblemente especial. Lejos de apagarse, los motores de Palabra de Oso siguen incombustibles. Durante el año que termina hemos publicado una nueva novela, Big Fat Love, numerosos microrrelatos, entrevistas, colaboraciones especiales y hemos mantenido viva la llama del entusiasmo sembrando numerosos proyectos que verán la luz durante la temporada próxima.

La serie de novelas Palabra de Oso ha cumplido ya cinco años, a lo largo de los cuales hemos publicado la friolera de nueve entregas y prometemos para el 2019 un acontecimiento muy especial: la llegada del volumen 10 para la próxima primavera. Como exige un número tan redondo, estamos preparando el nuevo lanzamiento con el cariño y la dedicación merecidas.

Así que el nuevo año se nos presenta con las fanfarrias propias de todo acontecimiento y lo recibimos con toneladas de alegría que queremos compartir con todos vosotros, queridos lectores. Porque sois vosotros (¡y solo vosotros!) el verdadero combustible de este proyecto pionero, de esta apuesta por hacer ficción erótica protagonizada por cuerpos no normativos, habitualmente excluidos de la cultura oficial. Y como no es cuestión de ponerse sentimental vamos a dejarlo aquí (pero que sepáis que toda la culpa es vuestra). Bob Flesh os ama y os desea un 2019 lleno de buen sexo, aventuras y hombres de todos los tamaños y pelajes. Porque tenéis que saber que follar es tan natural como respirar, de modo que respiremos todos juntos y digámoslo bien alto: ¡Feliz año!

¿Quieres sexo de calidad?

Hablaba de cosas como ‘orgasmos de calidad’, ‘sexo de calidad’, de aquello que ‘marca la diferencia’, no hablaba de los lugares a los que había llegado mientras le follaba, mientras nuestros cuerpos se convertían en una unidad y se precipitaba en las profundidades del dolor y del placer. Lloraba a lágrima viva por la gracia que le había sido concedida. Porque él era un brillante hombre de negocios que no había conocido nada igual en la vida. Aquellos orgasmos ‘eran de calidad’, decía, pero en su boca sonaba como un mero parámetro empresarial, como una reunión en la cumbre, como el pico de un éxito en un contexto de crisis. Si me pongo a pensarlo ahora casi me arrepiento: debería haberle dado más duro. ¿Quieres sexo de calidad? Tómalo.

Más microrrelatos palabradeoso

Novelas de osos

Jornada de nalgas abiertas

tumblr_mr66bpEoEn1qjxlzxo1_500.jpg

Tenía uno de esos cuerpos neumáticos y redondeados que tanto me gustan. Follarle era poner en marcha toda una sinfonía de sonidos íntimos, profundos y desconocidos, enchufarle la polla de una tacada y tirar de uno de sus pezones hacía que su lloriqueo se quebrase en una amplia escala de registros, después de eso solo te quedaba subir la apuesta y llegar un poco más lejos, demostrarle las posibilidades del lenguaje físico y verbal, susurrarle al oído que pensabas usarle como la puta que era sin que te importara tanto gimoteo y todo lo demás. No tuve que decir mucho más, para entonces su ojete se había dilatado tanto que declaré el día jornada de nalgas abiertas.

Más microrrelatos

Novelas de osos