Las cosas que él me dijo

tumblr_nfl0349ebx1tft8g5o1_500.gif

Me dijo que allá por Filadelfia nadie mostraba demasiado interés en follarse un culo gordo como el suyo, que de hecho llevaba más de un año sin que se ocuparan de él. También me dijo que solía ser activo hasta que un día dos tíos lo ataron y se dedicaron a follarle ese culo gordo por turnos durante horas. Me contó que después de aquello se había convertido en una zorra pasiva sumisa. Me pidió que fuese su amo, que buscase una casa con sótano donde pudiese tenerlo desnudo las veinticuatro horas del día a mi entera disposición. Me dijo que si realmente me gustaba y tenía interés en seguir disfrutando de su culo debía marcarlo como al ganado. Me insistió en que buscase esa casa porque él no podía alojarme. Me sugirió que buscase a otro tío activo para que le diéramos su merecido entre los dos. Tan solo pedía que usáramos su ojete sin preguntar, que él estaría disponible para nosotros las veinticuatro horas del día. Me dijo que si cumplía con todo aquello y lo trataba como al cerdo que era estaba dispuesto a limpiar mi agujero con la lengua siempre que usara el baño. También me animó a que le aplicara descargas eléctricas sobre su polla inútil. Me suplicó una vez más, por favor, amo, úsame. Pero yo no merecía ese nombre, aún no había tomado ninguna decisión, básicamente me había limitado a decirle que lo encontraba muy sexy.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s