Ya disponible el disco de MAN ON MAN

Hace casi un año hablábamos por aquí del lanzamiento del single Daddy del tándem MAN ON MAN, formado por el veterano Roddy Bottum (Faith No More, Imperial Teen) y su novio Joey Holman. Y casi un año después ya está disponible su álbum homónimo, una colección de canciones que se alimenta de la tradición del indie rock 90s y que se nutre de la propia experiencia gay de ambos, tanto en lo personal como en lo político, algo que siempre es bienvenido, especialmente en una escena tradicionalmente masculina y heteruza. La edición física del disco les ha quedado preciosa y podemos avanzar que el disco contiene poco relleno y sí bastantes canciones adictivas.

Nunca se me ha dado bien esto de hacer crítica musical, así que os dejo con la reseña que le dedicaron los amigos argentinos de la Brutus MAG en su cuenta de Instagram, palabras que suscribo de principio a fin.

«Después de varios sencillos adelantos durante los últimos meses llegó el álbum debut de MAN ON MAN, el dúo formado por Joey Holman y Roddy Bottum. En total 11 canciones que van de la oscuridad grunge a la claridad pop sin ningún tipo de inconvenientes y en las cuales la pareja muestra una versatilidad musical maravillosa. Canciones impregnadas del espíritu adolescente de los años noventa que nos hacen volver a ésa década ecléctica.

Por un lado tenemos el sonido más duro y oscuro que recuerda a bandas como Alice in Chain, Hole o My Bloody Valentine, que aparece en temas como “Stohner”, “Daddy” y “1983”, ofreciendo el costado más rockero del álbum. Por otro, está el sonido más indiepop de “It’s So Fun (To Be Gay) o la exquisita “Beach House” en la cuales salen a la luz y nos invitan a ser felices sonriendo en un fogón entre amigos en la playa. Y genera la esperanza de una colaboración con Jhon Grant, nuestro Oso favorito.

Pero el encierro de cuarentena también les dió tiempo a los muchachos para componer baladas hermosas como la extraña “Please Be Friends”, la acústica “Lover” o la increíble “Kamikaze”, en la cual los arreglos de cuerdas se combinan perfectamente entre la voz susurrante y el piano. 

Dejan lo mejor para el final, porque en “It Floated”, suenan tan sutiles como los franceses de AIR, en donde un piano y un secuenciador son los únicos que acompañan la voz, que es modulada de un modo tan cuir que es perfección pura.

Un disco debut inclasificable pero que refleja los estados de ánimo de una pareja en tiempos de pandemia traducido en bellas canciones. Recomendado para pasar el otoño, si es con un Oso mejor, porque éstos dos ya aportan lo suyo.»

Fuente: Brutus MAG MAN ON MAN Music

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s